¿Cómo alimentar a un gatito abandonado?

foto de "pratique.fr"

Ante un gatito, cuando tiene menos de dos meses y su madre no le puede alimentar, debemos reaccionar con rapidez y sustituir a mamá-gato. En esta batalla contra la madre naturaleza… nuestro mejor aliado será la leche maternizada especial para gatos.

Le leche, un alimento indispensable

Si es urgente, podemos dar al gatito en apuros un biberón de 600 ml de leche de vaca mezclado con una yema de huevo y con 200 gr de nata (nata con un 12% de materia grasa). Si tenemos leche de cabra en casa y tenemos dudas… es importante saber que siempre será mejor darle al gatito LECHE DE CABRA.

Este biberón NO debe ser dado a los gatitos que hayan nacido hace menos de 24 horas.

¿Por qué la leche de cabra?

La leche de cabra es la que más se acerca a la leche de mamá-gato en cuanto a la composición: nivel de lactosa, de lípidos, de proteínas, de sales minerales, etc. Por eso, si no tenemos leche maternizada para el gatito y tenemos leche de cabra en casa, tranquilos: será una buena opción.

La leche de vaca es pobre en lípidos, en proteínas y en sales minerales y demasiado rica en lactosa para el gatito. Pero, recordemos que para una urgencia, nos irá estupendamente.

En cuanto podamos, compraremos leche especial para gatitos, leche maternizada. Le ayudará a recibir todos los nutrientes que necesita.

Hay muchísimos accesorios geniales para darle la leche a nuestro minino: tetinas, biberones, pipetas, etc… mucho mas fácil y cómodo que una cucharilla o una pajita. Con los elementos adecuados, con cuidado y cariño, ¡está hecho!

Un gatito bien nutrido

Para las tetinas, lo mejor será seguir cuidadosamente las instrucciones que aparecen en el envase de la leche maternizada para gatitos. Las tomas deben ser espaciadas con intervalos regulares.

Es importante utilizar un biberón y proporcionar al gatito las dosis aconsejadas por el fabricante de la leche maternizada.

Para darle de comer a nuestro minino… no hay que tumbarle boca arriba como a los bebés humanos. Debemos colocar a nuestro gatito en la posición natural que tendría si estuviera alimentándose con su madre.

Objetivo destete

Cuando el gatito tenga 5 semanas, podremos empezar a presentarle comida sólida. Podemos alternar porciones pequeñas de comida húmeda y de croquetas pequeñas mojadas en leche maternizada, todo adaptado para los gatitos.

No olvidemos dejar siempre a disposición del gatito agua fresca y limpia. El agua es indispensable aunque el gatito siga con la leche.

¿Por qué no hacen sus necesidades?

Es importante estimular el gatito para orinar u defecar. Mamá gato lame a sus gatitos para conseguirlo, pero como la reemplazamos, deberemos hacerlo nosotros.

Utilizaremos una gasa o un trapo húmedo y limpio y frotaremos al gatito con cuidado en la zona anal o genital.  Es conveniente repetir la operación varias veces al día.

Con algo de paciencia se producirá el milagro: un gatito sano y en plena forma. Para verificar que nuestro gatito tiene un buen crecimiento y un buen desarrollo, podemos pesarle. En general, los gatitos pesan entre 90 y 100 gr y engordan 100 gr aproximadamente a la semana.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *