Collar antiladridos: tipos

Los perros ladran. Algunos ladran con motivo, otros sin razón aparente y algunos pueden ladrar con motivo unas veces y otras sin él. Algunas razas también están más predispuperro ladrandoestas al ladrido incesante que otras. Y el problema no suele ser que el perro ladre, sino que lo haga en momentos poco adecuados o que no se calle cuando se le ordena, o que siga ladrando cuando la razón que originó el ladrido inicial ya ha desaparecido. Algunos perros ladran como comportamiento aprendido, porque su dueño le ha estado dando premios para que se callara, así que el perro ha terminado asociando los premios con los ladridos.

¿Qué es un collar antiladridos?

El término collar antiladridos se refiere a los dispositivos que van en el collar del perro y producen, cuando éste ladra, algún tipo de estímulo negativo para que tras ciertas repeticiones el perro asocie los ladridos con una experiencia molesta y deje de ladrar. Los collares se usan primeramente para la modificación de un comportamiento indeseable como es el ladrido, y para conseguir este objetivo los hay que usan pequeñas descargas eléctricas, ultrasonidos o incluso rociadas de spray.

En el año 2007 se llevó a cabo un estudio del efecto que estos collares podían tener en el estrés sufrido por los animales. Se usaron 3 grupos de animales adultos: en uno de los grupo se usó el collar antiladridos por electrostática, en otro el collar con spray y en el tercero no se usó nada por ser el grupo control. Todos los animales elegidos ladraban a perros extraños,  usando ésto como estímulo de los ladridos. Al cabo de dos semanas, los perros que llevaban collar electrostático y con spray ladraban mucho menos que el grupo control, y sus niveles de estrés no habían aumentado significativamente, probando que estos dispositivos modifican el comportamiento negativo de los perros pero sin incrementar su nivel de estrés o sufrimiento emocional.

Tipos de collares antiladridos

Existen 4 tipos de collares antiladridos: por electricidad estática, por spray, por vibración y por ultrasonidos. Todos ellos se basan en el mismo principio: el collar se activa cuando el perro ladra y produce un estímulo que interrumpe el ladrido.

  • Collar antiladridos por spray: Emiten un chorro de spray frente a la cara del perro cuando ladra. Especialmente indicados para perros tímidos que no necesitan un gran estímulo para dejar de ladrar.
  • Collar antiladridos por ultrasonido: Emiten, cuando se activan, un ultrasonido que solo el perro detecta y que resulta muy molesto a su sensible oído. Este tipo de collares están más aceptados por aquellas personas que se sienten incómodos con el uso de los collares electrostáticos.
  • Collar antiladridos por vibración: Ofrecen como estímulo una vibración que interrumpe los ladridos.
  • Collar antiladridos por electricidad estática: Cuando el perro ladran producen una pequeña descarga electrostática en el cuello del animal. Solo funcionan si están bien colocados en el cuello porque precisan de un buen contacto con la piel.

Aunque no corresponderían a este artículo, vale la pena mencionar la existencia de otros dispositivos antiladridos basados en ultrasonidos pero que a diferencia de los collares, se sitúan de manera externa al animal. Estos artilugios, llamados estaciones o sistemas antiladridos, ofrecen a ventaja de poder usarse cuando existen varios perros en el domicilio o cuando resulta difícil la maniobra de colocación del collar.

¿Cuándo no se debe usar el collar antiladridos?

  • Cachorros de menos de 6 meses
  • Hembras gestantes o lactantes
  • Animales agresivos
  • Perros con problemas de salud, sobretodo de tipo cardíaco
  • Cuando el motivo del ladrido es ansiedad por separación

www.theyellowpet.es

**

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *