Cría de canarios: hacer de celestin@

canariosLa cría de canarios no es tarea fácil pues no son pájaros sociales y no les suele gustar la compañía. Tendremos que tener muy claro el método y vigilar de cerca el comportamiento de los animales, porque si el momento o las circunstancias no son las adecuadas, nuestra empresa puede terminar en comportamientos agresivos, como que el macho ataque a la hembra, por ejemplo.

Primero: Elige el momento adecuado. La época de cría de los canarios depende de las horas de luz al día: en el hemisferio Norte se considera que empieza más o menos en el día de San Valentín. No puede ser más apropiado, ¿verdad?

Segundo: Deja que macho y hembra se conozcan. Será necesario disponer de una jaula doble, donde los canarios puedan permanecer juntos pero no revueltos… como en la vida real. Cuando te presentan a alguien no te los llevas directamente a tu casa, ¿no? La separación entre ambas jaulas será de un material sólido y de barrotes al mismo tiempo, para poder ir retirando las barreras gradualmente.

Tercero: El nido. Si en la parte de la hembra dispones  un nido, ésta debería empezar a prepararlo ella sola. Debes proporcionarle los materiales adecuados para que el nido sea cómodo y cálido. Una vez el nido está listo, puedes quitar la barrera sólida entre las dos jaulas.

Cuarto: Cuida la dieta de la hembra, que se supone empezará a poner huevos en breve. Deberá ser rica en semillas y disponer de fruta fresca de manera diaria. Está recomendado también dar a la hembra un suplemento de calcio para la formación de la cáscara de los huevos.

Quinto: Observa si se besan. Aunque te sientas como si estuvieras invadiendo su privacidad, observa si se besuquean a través de los barrotes. Una vez que lo hacen, podrás retirar los barrotes, pero vigilando que no se pelean.

Sexto: La puesta. La hembra canaria puede poner hasta 8 huevos, aunque lo normal es que ronden los 5. Los huevos rompen al cabo de unos 14 días desde que la hembra empezó a incubar y no es necesario que ayudes a los pollitos a salir del huevo: lo harán ellos mismos.

Séptimo: Una nueva jaula. Cuando los pollitos empiecen a comer ellos solos y ya tengan el plumaje completo puedes disponerlos en su propia jaula. El ciclo de la vida continúa.

Octavo: La pareja de papás puede producir una segunda serie de huevos, o incluso una tercera de forma continua. Tras la tercera, sepáralos de nuevo y dejan que se recuperen hasta la próxima época de cría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *