El negro destino de los perros negros

Las protectoras lo llaman el Síndrome del Perro Negro. Algunas incluso tienen una abreviatura para los animales que sufren este destino. Los llaman BBD en inglés. Big Black Dog, o perro negro grande. Según entra por la puerta, los conocedores del tema ya saben que ese perro probablemente tardará más que ningún otro en ser adoptado, si es que algún día lo es. No importa que sea un perro equilibrado, de buen carácter, apto para convivir con otros perros y perfecto para los niños. Si es negro, es como si fuera invisible.

El Síndrome del Perro Negro es un fenómeno que ocurre en las protectoras de animales, y según el cual los perros negros son adoptados en mucha menor medida que los perros de cualquier otro color, y sufren un mayor porcentaje de eutanasias tras permanecer en esas instalaciones durante largos períodos de tiempo.

Teorías sobre el Síndrome del Perro Negro

Se han realizado numeroros estudios al respecto, y a fecha de hoy todavía existen varias teorías para explicar este fenómeno. Se ha dicho que las razones que justificarían este comportamiento por parte de los posibles adoptantes serían varias:Black Dog Project de Fred Levy

  • Es más difícil leer las expresiones faciales de los perros con el pelo negro, y eso a la gente le crea desconfianza y miedo. Al no poder verles bien los ojos, no se puede empatizar con el animal.
  • Existe un estereotipo, promovido por muchas películas de Hollywood, donde se han usado perros negros para representar a caninos especialmente agresivos, según el cual estos animales no son de fiar y pueden atacar ferozmente sin causa aparente. Incluso en la señal usada para advertir de la presencia de un perro guardián, la imagen es de un perro negro. En el mundo anglosajón, la depresión psicológica es conocida vulgarmente como “perro negro” (este término fue acuñado por Churchill, que padeció varias depresiones severas a lo largo de su vida).
  • El uso del color blanco para representar lo bondadoso, y el color negro para simbolizar el mal está muy calado en ciertas personas, que identifican los tonos oscuros como malignos.

Historia

El fenómeno del síndrome del perro negro ha captado la atención del público general gracias a internet. En el año 2004, una maestra  de escuela, Tamara Delany, adopta a Jake, un cruce de labrador negro y, a raiz de esta adopción,  descubre a través de la protectora que había alojado a Jake el probleJake de Tamara Delanyma que los refugios estaban teniendo para sacar adelante a los perros negros, que muchas veces tenían que ser eutanasiados tras largas estancias en las perreras a la espera de una adopción que nunca llegaba. Intentando dar una solución al problema, esta maestra de escuela crea la página web www.blackpearldogs.com, con el objetivo no solo de promocionar la adopción de perros negros o de tonos oscuros, sino de concienciar a la gente del problema y hacer que se fijen en algo más que el color del pelo cuando acuden a una protectora con la intención de adoptar. Pronto, Tamara Delany estaba atendiendo llamadas de refugios caninos de Nueva Zelanda, China o Escocia sobre cómo promover a estos animales para que tengan opción a ser adoptados. Desde fotografiarles con buena luz y fondos claros, colocarles pañuelos de colores alegres al cuello, no alinear más de dos animales… estos pequeños trucos han hecho que cientos de estos animales tengan por fin una oportunidad de ser adoptados.

Fred Levy es un fotógPerro negro y perro blancorafo profesional de Massachusetts (EEUU), que decidió, tras conocer la problemática del síndrome, crear el proyecto Black Dog Project. Levy ha fotografiado perros negros sobre fondos oscuros, negro sobre negro, para realzar la belleza de estos animales. Publicó su idea en las redes sociales, con el fin de reclutar gente que tuviera un perro de color negro, y la respuesta fue masiva. Decenas de personas han pasado por el estudio de fotografía de Levy, orgullosos con sus perros negros, para que su mejor amigo fuera fotografiado y acabar de una vez con un síndrome, el del perro oscuro, injusto y tremendamente cruel. Esta fantástica serie de retratos de perros negros fotografiados sobre fondo negro se ha convertido en todo un fenómeno social, y ha dado a conocer un síndrome que seguramente muchos ni siquiera sabían que existía. Es el granito de arena que Fred Levy ha querido aportar para luchar contra esta injusticia.

Estudio de Stanley Coren, Ph.D. Psycologist

Stanley Coren ha llevado a cabo un estudio en la universidad British Columbia con la intención de ver si el síndrome es real o no. Para ello usó fotografías de perros Labrador Retriever de color dorado, chocolate y negro, todas ellas realizadas con el perro en la misma posición y con el mismo fondo. Estas fotos fueron mezcladas con otras 12 de perros de otras razas multicolor como Beagle, Dálmata o Corgi.

Las fotos fueron mostradas en una pantalla de ordenador en orden aleatorio. De cada foto, el individuo fue preguntado: cuánto le gustaba el perro, cómo era de cariñoso, puntuación como mascota familiar y puntuar su posible agresividad. Las respuestas estaban escaladas de 1 a 7. Los resultados fueron:

Resultados estudio Stanley CorenEfectivamente, los resultados del estudio demuestran una reacción negativa de las personas hacia los perros negros. Estos animales gustaron en menor medida y fueron percibidos como menos amistosos, menos adecuados como mascotas familiares, y lo que es más importante, se les vió como más agresivos que los perros de los otros tonos.

Este estudio demuestra que los perros negros son apreciados, puesto que la puntuación media es 4 y han resultado valorados por encima de ese número en los 3 factores que miden el grado de apreciación que la gente les tiene. Sin embargo, el hecho de haber puntuado por debajo de los caninos de otros colores probaría que el síndrome del que tanto se habla en las protectoras realmente existe.

Si alguna vez visitas una protectora buscando un perro para adoptar, no caigas en el síndrome. Mira a los ojos a los perros negros y descubre todo lo que pueden ofrecer.

**

www.theyellowpet.es

Si te ha parecido interesante, ayúdanos y comparte.

2 pensamientos en “El negro destino de los perros negros

  1. Jhonatan

    que penita que los perros negros no sean preferidos de la misma manera que los de color blanco eso es un estereotipo antiguo que debemos olvidar. a mi me gustan de cualquier color tambien tengo shitzu de color negro es cierto no se le ven los ojos pero son adorables. Por favor adopten mas perros de color oscuro para que no terminen siendo sacrificados solo porque son diferentes.

    Responder
  2. ivy dubois

    Yo tube una labrador negra linda la llame MAFALDA porque su color de cabello me gustaba igual ke el cabello de la peculiar niña…. Y era mi compañia perfecta muy inteligente y cariñ.sa…. Era mi adoracion.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *