La Estética de mi gato

Fuente: "Laranaroja.com"

Fuente: “Laranaroja.com”

El gato es famoso por ser una mascota muy limpia, sin necesidad de obligarle o incitarle a limpiarse. Si participas con tu minino en ese momento, podrás comprobar si está en buena forma. La mayoría de los gatos se acostumbran a ser limpiados o peinados, sobre todo si le has acostumbrado desde pequeño.

Peinar

Para los gatos de pelo corto, utilizaremos un peine metálico de púas finas, al menos una vez a la semana, ideal para quitar el exceso de pelo. Peina delicadamente a tu gatito en el sentido del pelo.

Para los gatos de pelo largo, utilizaremos un peine metálico todos los días. Desenreda los nudos con tus dedos y corta con delicadeza los que no se pueden deshacer con tijeras redondas. Si no estás seguro, consulta con tu veterinario o donde llevas habitualmente a tu gato para las cosas de higiene.

Es muy importante peinar a tu gato, así le ayudas a eliminar el exceso de pelo y evitas que se formen bolas de pelo en su estómago.

Las uñas de mi gato

Si tu gato no sale mucho a la calle… no podrá limar sus uñas y es recomendable que se las cortes. Las uñas demasiado largas para los gatos pueden encarnarse en sus almohadillas y hacerle mucho daño.

Cuidado de los oídos

Los oídos de los gatos son “auto-limpiadores”. Mirando las orejas de tu gato, puedes detectar posibles infecciones. Si constatas que tu gatito tiene mucho cerumen, puedes quitarle el exceso con un algodoncito.

Cuidado de los ojos

En caso de que tu gato lagrimee, puedes limpiarle los ojitos con un algodón y agua tibia. En caso necesario, deberás utilizar un producto especial para cuidar los ojos de tu minino.

Cepillo de dientes

La higiene buco-dental de tu gato es esencial para prevenir el sarro y para cuidar sus encías. Puedes utilizar croquetas anti-sarro, un cepillo de dientes con tu dedo o con toallitas especiales. Una higiene buco-dental es muy importante para tu gato.

Lavar y secar

Los gatos pasan mucho tiempo limpiándose, por lo que el baño no es obligatorio aunque sí recomendado.  Un baño más profundo le devolverá brillo a su pelaje y te sorprenderías de la cantidad de suciedad que eliminarás durante el baño de tu gato. Es importante que tu gato esté acostumbrado desde pequeño a bañarse y, si no hay manera de que vaya al agua, siempre puedes elegir un champú que no necesite aclarado.

Si tu gato no se deja manejar, ofrécele unas chuches, acaríciale y háblale para tranquilizarle, hasta que se acostumbre.  Si no te atreves a involucrarte en el momento higiene de tu minino, no hay problema, llévale en una peluquería especial y ¡hecho!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *