Gato Ragdoll: un muñeco de trapo.

Ragdoll es una raza de gato nragdollorteamericana, del estado de  California. Fue creada en 1963 por Anne Baker, criadora de gatos persas.

Joséphine, la leyenda

Hay muchas leyendas en torno a cómo ha aparecido esta raza de gato. Las más conocida cuenta que el vecino de Anna Baker tenía una gatita blanca de pelo semi-largo, llamada “Joséphine”. La gatita fue atropellada por un coche y fue trasladada a la Universidad de California, donde se curó milagrosamente sin secuelas visibles y, que de ahí ha nacido la raza Ragdoll. Se cuenta que Joséphine tuvo 3 crías con el gato de Anne Baker y que, al notar el buen carácter de este gato, la criadora les hizo reproducirse hasta obtener la raza hoy conocida.

Se ha ganado nuestros corazones

Después de Estados Unidos, donde esta raza es muy popular, el Ragdoll ha ganado el corazón de los británicos, escandinavos y europeos.

Características físicas

El Ragdoll es un gato de gran tamaño. Se caracterizan por un largo periodo de crecimiento, que puede llegar hasta los 3 años en el caso de los machos. Su cuerpo es rectangular, largo y fuerte. Su pecho es ancho y redondo. Sus pies son largos, redondos y peludos. Su cabeza tiene forma triangular.

Carácter

Los gatos Ragdoll poseen la fama de ser equilibrados, tranquilos, dulces, discretos y cariñosos. Es tan discreto que hasta su maullido es suave. Se adapta con facilidad al entorno en el que se encuentra. El Ragdoll es un gato un poco asustadizo que se somete con facilidad.

Lo que quizás más llama la atención del Ragdoll (del inglés “muñeca de trapo”) es que, cuando pierde apoyo, es decir, cuando lo llevamos en brazos, se relaja tanto que parece un trapo, de ahí su nombre.

Cuidados especiales

Salvo el peinado semanal, el Ragdoll no requiere más cuidados especiales.

Ragdoll, un amor de gato

Esta raza de gato posee muchas características de los perros como animal de compañía. Es afectuoso, obediente, limpio, espera a su dueño en la puerta cuando llega a casa, no saca las uñas… Y además se lleva muy bien con los niños.  El gato Regdoll es un excelente animal de compañía, un gigante cariñoso.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *