Marihuana para perros y gatos

Cultivar cannabis, o lo que se llama popularmente marihuana, es un negocio creciente en muchos países. No solo cada vez en más lugares está permitido su uso con fines medicinales, sino que además muchos países están despenalizando su uso recreacional. ¿Pero qué pasa la utilización de la marihuana  terapéutica en mascotas?

La planta de cannabis posee sustancias químicas que producen una serie de sensaciones que varían de un individuo a otro. Mientras unos se sienten relajados y felices con su uso, otros se muestran agitados y nerviosos pudiendo llegar a perder el control sobre sus actos. Un sentimiento más o menos común en todos los usuarios es la sensación de que el tiempo corre más despacio.

Marihuana medicinal en humana

Marihuana para perros y gatos

Desde un punto de vista médico, el cannabis posee una serie de efectos beneficiosos y se receta especialmente en casos de dolor crónico o para paliar el malestar asociado a ciertas dolencias o procesos quirúrgicos. Incluso en algunos casos el cannabis se ha usado con el único propósito de aliviar los efectos secundarios de los medicamentos tradicionales.

Generalmente en humanos la marihuana medicinal se usa, entre otros, para:

  • Disminuir las náuseas, sobre todo tras la administración de la quimioterapia.
  • Aumentar el apetito, sobre todo en pacientes con SIDA.
  • Disminuir la presión intraocular en casos de glaucoma.
  • Paliar el dolor crónico.
  • Tratamiento de problemas gastrointestinales.
  • Tratamiento de las fases tempranas del Alzheimer.

Muchos compuestos químicos del cannabis contribuyen a sus efectos medicinales, y su eficacia ha permitido su legalización con estos propósitos en multitud de países. Los elementos donde radican estos efectos son, principalmente:

  • Tetrahidrocannabiol (THC).- Presenta efectos psicoactivos, favoreciendo la relajación y disminuyendo el dolor, entre otros. Además puede actuar como antioxidante.
  • Cannabidiol (CBD).- Disminuye la ansiedad, las náuseas, la congestión y la inflamación. Incluso se ha visto que inhibe el crecimiento de las células cancerosas.
  • Cannabiniol (CBN).- Inhibe la metástasis en el cáncer.

El cannabis medicinal se administra al paciente de muy diversas formas, como en pastillas, dentro de la comida, inhalado o en infusión.

Marihuana medicinal para perros y gatos

Pero aunquperro viejoe cada vez más gente aprecia los beneficios del cannabis en medicina humana, el debate sobre su uso en mascotas está abierto. No existen muchos estudios respecto de los posibles usos de la marihuana en perros y gatos, pero los indicios vistos hasta ahora muestran que podrían ser similares a los apreciados en humanos. El veterinario Doug Kramer, con clínica en Los Ángeles, ha documentado el uso de cannabis en perros que sufrían de dolor crónico, y ha manifestado que el cannabis disminuye el dolor y aumenta el apetito, mejorando sustancialmente la calidad de vida de las mascotas con enfermedades terminales.

Al ser una sustancia legalmente controlada, no es posible su uso veterinario hasta que no existan los suficientes estudios que demuestren no solo su eficacia, sino también sus posibles efectos nocivos. Aunque muchos propietarios han declarado que la marihuana sin lugar a dudas ha ayudado a su mascota a superar el dolor crónico, la inapetencia u otros procesos, todavía no tenemos constancia real de sus efectos en el organismo de nuestros animales de compañía.

Uno de los principales problemas del uso de la marihuana en mascotas es la dosis recomendada. Muchos propietarios administran a sus mascotas la misma dosis que tomarían ellos, con el consiguiente riesgo de sobredosis. Mientras que en humanos la sobredosis es muy rara, las mascotas metabolizan los derivados cannabioides de forma distinta y si la dosis es muy alta sí que existe peligro, aunque solo en casos extremos se ha llegado a la muerte del animal. Cuando llega una posible sobredosis de marihuana a la clínica veterinaria, el facultativo buscará signos de baja presión sanguínea, bradicardia (el corazón late más lento de lo normal), babeo, pupilas dilatadas o tics oculares. Algunos incluso presentarán vómitos o diarrea o ambos, convulsiones musculares e incluso puede aparecer micción incontrolada. Debido a los cambios en la percepción sensorial, ciertas mascotas mostrarán signos de ansiedad, reaccionando exageradamente a las señales auditivas o visuales.marihuana medicinal en perros y gatos

En EEUU existe toda una industria creada alrededor de la marihuana medicinal. Y sus posibles usos en mascotas no han pasado desapercibidos. Como todavía la marihuana de uso veterinario no es legal actualmente en ningún país, en EEUU varias compañías (Canna-Pet, Treat-ibles) han creado una serie de suplementos a base de cáñamo, es decir, la parte de la planta que no tiene efectos psicoactivos, pero que al contener cannabidiol o CBD tiene los efectos médicos de la marihuana. Muchos propietarios los están usando para el tratamiento de problemas tan dispares como la inapetencia, el dolor crónico por artrosis o discos intervertebrales, ataques epilépticos, desórdenes cardíacos, diabetes e incluso en el tratamiento de problemas de ansiedad y fobias. De momento la mayoría de los veterinarios se han mantenido al margen, pues mientras no existan más estudios clínicos no pueden recomendar su uso.

La polémica está servida. ¿Usarías marihuana en tu mascota? ¿Puedes decir realmente “de este agua no beberé”?

Si te ha gustado, nos haría mucha ilusión que lo compartieras.

Un pensamiento en “Marihuana para perros y gatos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *