Mi perro es alérgico

Fuente: "Google"

Fuente: “Google”

Muchos perros sufren alergias alimentarias como consecuencia de un aparato digestivo incapaz de tolerar ciertos ingredientes. Si tu perro sufre picor de piel, diarrea, infecciones de oído o vómitos regulares, es probable que padezca alergia a algún alimento.

¿Qué es una alergia alimentaria?

Las proteínas de diferentes orígenes (no sólo de la carne) son primero divididas en moléculas más pequeñas en el estómago y posteriormente en aminoácidos básicos en el intestino, donde son absorbidos como nutrientes básicos. En un tubo digestivo sano, este proceso hace que sólo estos aminoácidos lleguen al final del aparato digestivo. Sin embargo, en diferentes patologías, la malnutrición o factores hereditarios pueden impedir que este proceso se lleve a cabo correctamente, debilitando las paredes del intestino de nuestro perro e impidiendo que las proteínas se absorban adecuadamente.

¿Cómo distinguir entre alergia e intolerancia?

Si tu perro únicamente tiene vómitos o diarrea y no tiene otros síntomas como picores o molestias cutáneas, puede que simplemente tenga intolerancia al alimento, y no necesariamente padezca una alergia. Si no sabes con certitud a qué alimento es intolerante tu perro, prueba con alimentos que tengan una sola proteína o carbohidrato, hasta que puedas descartar los que no le producen las molestias. No olvides consultar a tu veterinario para que estés más seguro y tranquilo.

¿Cómo reconocer los síntomas de una alergia?

Los síntomas pueden variar de un perro a otro. En algunos casos sólo se manifiesta con infecciones recurrentes de oídos, mientras en otros aparecen problemas de piel y picores, que producen excesivo rascado y lamido; también pueden aparecer diarreas y vómitos. Si es el caso, consulta con tu veterinario, es probable que prescriba a tu perro una dieta de eliminación. En todo caso, siempre es aconsejable limitar la ingesta de alimentos que incluyan las proteínas que contienen los alergenos más comunes, como el trigo, la ternera y los productos lácteos.

Una solución: la alimentación hipo alergénica

En perros sensibles a dietas con alergénicos buscaremos fuentes de proteína ¨nuevas: aquellas que se han incorporado recientemente a la alimentación canina y que son menos susceptibles de desencadenar procesos alérgicos, como el venado, el conejo, la avestruz, el pato o el pescado.

Muchas marcas de alimentación para mascotas tienen líneas de productos hipo alergénicos. Es aconsejable que consultes con tu veterinario la que más le conviene a tu perro y luego, puedes visitarnos en www.theyellowpet.es para elegir la comida más adecuada para tu perro.

Un pensamiento en “Mi perro es alérgico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *