¿Puedo darle a mi perro pienso para gato?

Gato comiendo piensoEsta es quizá una de las preguntas más frecuentes en una tienda de pienso para perros y gatos. La pregunta contraria, es decir, si el gato puede comer la comida del perro sin problema es más rara. El exquisito paladar de los felinos no suele encontrar la comida para perros de su gusto. Sin embargo, desde el punto de vista canino, la comida del gato resulta muy atrayente, porque lleva unos porcentajes de proteínas y grasas muy altas con lo cual su palatabilidad es superior a la del pienso para perro.

Porqué el pienso para perro y gato es distinto

El gato es un carnívoro estricto u obligado. Esto quiere decir que no puede sobrevivir si no ingiere proteínas de origen animal, porque en ellas se encuentran ciertos elementos que no puede sintetizar por sí mismo, como la taurina, la arginina o el ácido araquidónico, y además su capacidad para usar otro tipo de fuentes nutritivas se haya muy mermada. Los gatos obtienen la energía que necesitan para su actividad diaria de las proteínas, y necesitan unos elevados porcentajes. Por el contrario, los perros pueden alimentarse de forma omnívora sin llegar a poner el peligro su vida, necesitando menores porcentajes de proteínas en su alimentación.  Así, un pienso formulado para perro tendrá aproximadamente 18% de proteínas, mientras que el felino rondará el 26%.

Perro y gato comiendo juntosAdemás, los gatos tienen mayores necesidades de grasa en la dieta, rondando el 9%, mientras que este porcentaje en perros no debería sobrepasar el 5%. Un perro alimentado con pienso para gatos tiene un gran riesgo de desarrollar obesidad por ese exceso de grasa.

Por otro lado, las vitaminas y minerales contenidos en los piensos son distintos dependiendo de si es para perro o gato. Así, los gatos no son capaces de sintetizar vitamina A a partir del betacaroteno como hace el perro.

Efectos del pienso para gato en los perros

Lo primero que tenemos que aclarar es que no pasa nada si un día tu perro consigue llegar al bol del gato y zamparse todo su pienso en segundos. Incluso si pasa regularmente, el pienso para gato no tendrá ningún efecto a largo plazo. Lo que vamos a relatar a continuación se refiere a casos en los que los perros son alimentados a base de pienso para gatos exclusivamente durante un largo período de tiempo.

Gato comiendo piensoDebido a los elevados porcentajes de proteína de los piensos para gatos, los perros a la larga pueden terminar sufriendo problemas de riñón, debido al sobreesfuerzo al que se encontraría expuesto este órgano. Además, este exceso de proteína sumado a los mayores porcentajes de grasas podría terminar causando una pancreatitis aguda. Obviamente, por todos estos efectos secundarios, no está recomendado el uso de un pienso felino para alimentar a nuestro perro, pero podría darse el caso de no desarrollar nunca estos problemas. Es decir, un perro tiene todas sus necesidades cubiertas con un pienso para gatos, y aunque no es recomendable por el riesgo de ciertas enfermedades y de obesidad por el exceso de grasa, podría vivir toda su vida solo con esa alimentación.

Sin embargo, los gatos no pueden vivir a base de un pienso para perros. Las necesidades alimenticias de los gatos no quedan cubiertas y al cabo de un tiempo empezarían a apreciarse los problemas derivados de esas carencias, como ceguera, problemas cardíacos, convulsiones y finalmente la muerte.

No pasa nada porque de vez en cuando tu perro se coma la comida del gato, o al revés, aunque ésto sea menos frecuente. Pero recuerda que cada especie tiene unas necesidades nutritivas particulares y necesitan por tanto un pienso distinto.

Si te ha gustado, nos haría mucha ilusión que lo compartieras.

3 pensamientos en “¿Puedo darle a mi perro pienso para gato?

  1. Alba

    Pues es verdad que a los perros les encanta el pienso de los gatos. Yo tengo que poner la comida de mi gato en alto porque el perro siempre está buscando la manera de comérsela.

    Responder
  2. Itziar

    A mi gato le encanta comerse el pienso del perro de mmie hermano cuando están juntos. Oye el sonido del paquete y sale disparado (además den haberse comido el suyo, claro). Sin embargo el milindris del perro, cuinado se come el pienso de mi gato, tiene diarrea …

    Responder
  3. Julian

    Lo más importante cuando se trata de nuestros fieles amigos, es que les alimentemos con un pienso que sea de calidad y para ello lo mejor es que sepamos leer las etiquetas de los envases de la comida para perros. A veces solo nos dejamos guiar por el eslogan publicitario, sin prestar atención a los ingredientes que son los que realmente nos dicen la calidad del mismo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *