Pobres galgos

El galgo es la raza de perro más maltratada en España. Con diferencia. Según la asociación animalista SOS Galgos, aproximadamente 60.000 animales son abandonados o asesinados al finalizar cada año la temporada de caza. Y dicen “asesinados” por los métodos para deshacerse de los animales que ya no sirven o que no han dado buenos resultados en el campo, destacando sobretodo el ahorcamiento como el más usado. El día 8 de Octubre comenzó la temporada de caza con galgo. Somos el único país europeo donde todavía es legal. Pobres galgos.galgos

El galgo es una raza autóctona española. De extraordinaria gracilidad y elegancia, que esconde una increíble resistencia física, el galgo puede alcanzar los 80 km por hora y cuando corre, pasa el 75% del tiempo en el aire. Como parte de su especialización para unos springs increibles, los galgos cuentan con una concentración de glóbulos rojos superior a la de cualquier otra raza. Y son una raza pura, es decir, no se ha obtenido a través del cruce de otras razas de manera más o menos artificial. Ya se hablaba de ellos en escritos romanos del siglo II AC. Prácticamente carecen de enfermedades hereditarias, y además son poseedores de un grupo sanguíneo universal que les permite donar sangre a cualquier otro perro. De carácter tímido y reservado, son muy cariñosos con los suyos y de carácter tolerante con otros animales, como gatos u otras mascotas. Y prácticamente no ladran. Tras haber sido durante años poco apreciados como mascotas, gracias a la labor de las asociaciones protectoras de esta raza, se está viviendo una ola de adopciones por todo el país que ha dado una segunda oportunidad a muchos animales.

Pero cuando los galgos son animales de trabajo la historia cambia. Para la caza con galgos, los animales tienen que estar en unas condiciones físicas extraordinarias, porque la competencia es muy grande. En los campeonatos se pueden ver a los mejores ejemplares en acción, y las velocidades que pueden alcanzar dan vértigo. Y no solo es cuestión de velocidad, sino además de buena visión, anticipación a las maniobras de la liebre, capacidad de cambiar de dirección en milésimas. Son atletas de alto nivel. Pero como buenos atletas, su capacidad de máximo rendimiento de reduce a unos pocos años. Dos o tres a lo máximo.caza con galgo Después de ese tiempo, los animales se convierten en una carga para los propietarios. Y no solo los que han acabado su “carrera” como corredores, sino todos aquellos que no han mostrado buenas capacidades para las carreras, o los que han sufrido lesiones durante alguna temporada o los que no quieren tener que dar de comer hasta la temporada siguiente. Son miles y miles los galgos que cada año se convierten en inútiles para una caza muy exigente que no admite mediocridades. Muchos de esos animales acaban exterminados con métodos baratos para no suponer una carga económica a sus propietarios, o por métodos de crueldad extrema porque se busca castigar al animal por no ser un buen corredor. El método de ahorcamiento del pianista es un buen ejemplo. Apaleados, desollados, ahorcados, quemados vivos… La historia negra de los galgos está escrita con mucha sangre.

Y luego están los entrenamientos. Durante los meses previos a la temporada de caza, los galgos son entrenados para correr, para resistir, para ser mejores, más rápidos. El polémico entrenamiento a motor es una práctica habitual. Se ata el animal a un quad o una motocicleta y adelante. Las condiciones del entrenamiento dependen del sentido común de la persona que va sentada en el vehículo. Y ya sabemos que hay de todo.

Pero en los tiempos que corren no es fácil mantener los trapos sucios en casa. Con la llegada de las redes sociales, la situación de los galgos saltó a la palestra. Y la sociedad ha empezado a ser consciente de la situación de esos animales, de sus condiciones de vida, de sus formas de morir… Y las protectoras como SOS Galgos, Baasgalgos, Galgos 112 y muchas otras intentan cada año que se proteja a los galgos, que se endurezcan las leyes de protección animal, que se condene a los torturadores. En 2011 el Intergrupo por el Bienestar Animal del Parlamento Europeo envió una misiva al entonces presidentegalgo Zapatero interesándose por los numerosos casos de crueldad animal contra los galgos en España. Se han celebrado varias marchas en Estrasburgo, sede del Parlamento Europeo, intentando concienciar sobre el problema. En toda Europa se habla de los galgos españoles.

El galgo es la única raza canina mencionada en la Biblia. Incluso Cervantes le menciona en el primer párrafo de El Quijote. Hay algo especial en el galgo, en esa elegancia enjuta de mirada lejana. ¿Hasta cuándo vamos a permitir que sean masacrados? ¿Vamos a quedarnos de brazos cruzados mientras estos inocentes animales son aniquilados? ¿De qué me suena ésto?

Si te ha gustado, nos haría mucha ilusión que lo compartieras.

3 pensamientos en “Pobres galgos

  1. LUPE

    Hola, vivo en Canarias y siempre he tenido perros. El primero sin raza murió muy mayor, el segundo, podenco, murió atropellado y el tercero que tengo es un galgo que adopté y traje de Ciudad Real. Es un perro maravilloso, cariñoso, alegre y tranquilo..vive en mi sofá!!, me encanta, lo adoro.

    Responder
  2. Pingback: 10 Razas de perros menos ladradores - YellowBlog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *