¿Puede mi perro practicar agility?

gog-agilityQué es el agility ….

El agility es una disciplina disponible para todos los perros. Consiste en hacer pasar diversos obstáculos al perro, con el fin de que éste muestre su inteligencia y flexibilidad. Se trata de un juego educativo que favorece la buena integración de un perro en la sociedad. El agility implica una buena armonía entre el perro y su dueño, es necesario para ello que tanto el dueño como el animal tengan conocimientos básicos de educación y obediencia.

Un buen equipo, ¿cómo prepararse?

El agility es una disciplina perfecta para la educación pues permite aprender jugando. Es un verdadero deporte que necesita un aprendizaje correcto y progresivo, con un monitor diplomado y con experiencia, para evitar vicios o errores difíciles de corregir más tarde.

Cuando el equipo ya tiene experiencia, el perro realiza el recorrido siguiendo las directrices de su dueño por señales. Existe tal complicidad entre perro y dueño que éste no necesita hablar.

¿Agilidad o velocidad?

Durante la competición, la precisión y la velocidad son muy importantes. El hecho de pasar los obstáculos de una u otra manera puede conllevar una penalización. Pero, aunque la velocidad es importante, prima sobre ella la agilidad: agility es un deporte de agilidad antes que un deporte de velocidad.

Los obstáculos

Los obstáculos por los que pasa el perro serán:

– Las vallas.

– El balancín: Es un obastáculo que puede llegar a ser peligroso porque es fácil que el perro se asuste. Es importante enfrentarse al balancín con calma. La tabla del balancín mide entre 30 y 40 cm de ancho y está pintada con pintura especial para evitar que el perro se resbale.

– El neumático: El diámetro del neumático es de entre 45 y 60 cm. El perro deberá saltar a través del neumático.

– El viaducto o muro.

La empalizada: en “A” o en “techo”, compuesto por dos elementos que forman una “A”. Largo mínimo: 90 cm, que podrá ser soportado por una parte baja a 115 cm. Las rampas están equipadas para que el perro no resbale. Las subidas y bajadas están pintadas, para indicarnos dónde debe caminar el perro. La sima de la empalizada no deberá presentar ningún peligro para el perro.

– La ría.

– El salto de longitud: Compuesto por 2 a 5 elementos, separados estratégicamente para obtener del perro un salto de 0,40 a 1,50 m. La caída de un elemento, la parada o realizar la prueba andando conllevará una penalización.

– La mesa: El perro debe subirse a la mesa y realizar una parada de 5 segundos. Si el perro no realiza la parada de 5 segundos exactos, el deportista tendrá una penalización de 5 puntos.

– El eslalon: 12 balizas con una altura mínima de entre 1 y 1,20 m. Entre cada baliza hay un espacio de 60 cm. Al iniciar la prueba, la primera baliza debe estar a la izquierda del perro, la siguiente a la derecha, y así sucesivamente.

– La zona de parada.

– El túnel rígido:  Diámetro interno: 60 cm; largo: de 3 a 6 m.

– La pasarela: Altura mínima: 1,20 m; altura máxima: 1,35 m. Ancho de la tabla para caminar: mínimo 30 cm, máximo 40 cm. Largo de cada elemento: mínimo 3,60 m, máximo 4,20 m.

– Los caballetes: Esta prueba conlleva penalización si se cae un elemento o si el perro se para.

– El túnel flexible: Altura: 60 cm, Largo de  60 a 65 cm.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *