¿Quieres un mini leopardo en casa? Descubre cómo es el gato Bengalí

Fuente de la foto: "animales fiel"

Fuente de la foto: “animales fiel”

El gato Bengalí nace en Estados Unidos, en el estado de California. Tiene una talla grande, comparado con otros gatos y se caracteriza por su pelaje de camuflaje, parecido al del gato leopardo de Bengala.

Origen

A diferencia de muchos gatos con nombres exóticos pero de origen occidental, el gato Bengalí tiene realmente raíces exóticas: sus antepasados son asiáticos.

El nacimiento del gato Bengalí moderno tiene lugar en Estados Unidos en 1963. La criadora de gatos Jean Sugden había adquirido un gato salvaje de Bengala, también llamado “gato leopardo”, y consiguió cruzarlo con el gato americano American Short Hair.

Realizó este cruce para obtener la belleza salvaje del pelaje del felino asiático junto con el carácter amigable del gato americano de compañía. Las mejores características de cada uno juntas en un híbrido.

Las hembras de la camada fueron a su vez cruzadas con su padre (el gato leopardo) y dieron a luz a gatitos que tenían prácticamente todas las características del felino asiático.

Pelaje

Su pelaje es corto y espeso, de textura suave. Es bastante fácil de mantener y no necesita un peinado semanal.

Su “fondo de armario”

Tiene varias posibilidades de formas y colores. Podemos encontrar los siguientes tipos de gato Bengalí:

Tabby, de color leopardo: Es el más popular y el que más se parece a sus antepasados. Parece un leopardo en miniatura.

Tabby mármol: Las manchas son más alargadas y en los hombros tienen característicamente forma de mariposa.

 Leopardo de las nieves: Presenta manchas oscuras sobre un fondo blanco. Nacen totalmente blancos y las manchitas van saliendo poco a poco.

Un atleta

Es un gato de cuerpo largo y potente, con una masa ósea y muscular robustas. Puede alcanzar los 10 kilos de peso, sin olvidar que las hembras son siempre más pequeñas.

Sus patas son de talla media, ligeramente más largas las patas traseras que las delanteras. Tiene los pies grandes y redondos. 

Carácter y comportamiento

El gato Bengalí es un animal equilibrado, activo, juguetón y curioso. Le gustan los espacios abiertos, para expresar su dinamismo haciendo ejercicio.

Es un excelente cazador, tiene intacto su instinto salvaje y trata a sus juguetes como si fueran sus presas.

A pesar de gustarle la compañía, el gato Bengalí no es amante de las caricias.

Se lleva muy bien con otros gatos activos y con los perros.

Un poco egoísta, especialmente las hembras, el gato Bengalí considera que su dueño debe dedicarle tiempo.

Es un gato al que le gusta el agua... hasta es un buen pescador.

No se puede cruzar un gato Bengalí con ninguna otra raza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *