El ronroneo de los gatos y los astronautas

Gran felino: el león (imagen)

El ronroneo es un característico sonido de ciertas especies de felinos en determinadas situaciones. Aunque varía entre individuos y especies, su base tonal vibratoria es común a todos ellos. Todos los felinos pequeños, como el gato, el serval, el puma y el ocelote, y algunos de los grandes felinos, como el león, ronronean. Hasta los años 70, nadie se planteaba averiguar lo que el hombre lleva preguntándose desde hace 3.000 años: ¿porqué ronronean los gatos? Si, ronronean cuando están a gusto, pero también lo hacen cuando sufren o están nerviosos.

Existen varias hipótesis para explicar el mecanismo de producción del ronroneo, y a fecha de hoy ninguna ha sido debatida ni confirmada. Aunque se han llevado a cabo múltiplos estudios para determinar el origen de este sonido tan característico, al no existir un órgano anatómico responsable de su producción, el mecanismo sigue siendo un misterio, pues participarían varios elementos simultáneamente, como la laringe y el diafragma.

El porqué del ronroneo

No se sabe muy bien porqué los gatos ronronean, y se han especulado varias razones para justificar la existencia de este sonido vibratorio. Según Bruce Fogle, veterinario autor del libro The Cat’s Mind la razón inicial del ronroneo estaría en la comunicación gatitos-madre, donde el gatito, a través del ronroneo, le estaría indicando a la madre no solo que está, sino que está bien. Un gatito no puede mamar y maullar al mismo tiempo, pero si puede ronronear mientras se alimenta e informar a la gata de su presencia. Frecuentemente, la gata ronronea en contestación a sus crías. La mayoría de los gatos domésticos ronronean cuando son acariciados o alimentados, y ésto no sería más que una evolución del comportamiento de los gatitos, estando en este caso los felinos indicando al ser humano su bienestar.

Gatito que ronronea (imagen)

Los gatos mayores usan el ronroneo como una forma de transmitir a otros gatos sus intenciones pacíficas, señalando que quieren acercarse y que no son una amenaza.

Curiosamente, los gatos también ronronean cuando están estresados o tienen dolor, como puede ser en la consulta del veterinario o al dar a luz. Se ha teorizado que este ronroneo de dolor o estrés sería un mecanismo de defensa para calmarse a sí mismos e incluso que produciría una hormona a nivel cerebral con efecto antidolor.

Es muy difícil oír el corazón o los pulmones a través de la auscultación cuando un gato está ronroneando, por eso cuando estás en la consulta del veterinario habrás notado que éste abre un grifo. Por lo visto el sonido del agua en movimiento es capaz de detener el ronroneo.

Y los astronautas

El poder curativo del ronroneo del gato (imagen)

Pero para que el ronroneo haya sobrevivido la selección natural de las especies tiene que suponer una ventaja evolutiva para los felinos, porque si no, hubiera desaparecido con el tiempo. El ronroneo tiene que ser para los felinos un mecanismo de supervivencia lo suficientemente fuerte como para que se haya trasmitido a lo largo de toda la evolución, dando a los animales que ronronean una ventaja. ¿Siete vidas? ¿Capaces de caer de pie de grandes alturas y recuperarse en horas? Cualquier veterinario te dirá que cuando un gato acude a la consulta, el problema es muy grave porque rara vez enferman. Entonces ¿qué tienen los gatos que los hace tan resistentes?

En 1996, se llevó a cabo un increíble descubrimiento para la medicina humana. Unos investigadores encontraron que la exposición a frecuencias entre 20 a 50 Hz, la misma a la que los gatos ronronean, aumenta la densidad ósea. Esto significaría que se podrían usar las vibraciones para regenerar el hueso sin necesidad de ejercicio físico y de una manera totalmente no-invasiva y sin efectos secundarios. Se están haciendo estudios para su aplicación en la osteoporosis de las mujeres tras la menopausia, la cicatrización de fracturas traumáticas, y, curiosamente, en la regeneración de la densidad ósea de los astronautas tras períodos en gravedad-cero.

La atrofia muscular y la pérdida de densidad ósea de los astronautas sometidos a gravedad-cero es rápida y alcanza en muy poco tiempo niveles peligrosos. Al no existir gravedad, la fuerza muscular constante que realizamos para mantener la postura ya no es necesaria. Aunque los astronautas que permanecen en estaciones espaciales pasan varias horas al día realizando ejercicios físicos, el problema de la debilidad corporal es una gran preocupación entre estos profesionales. La revista National Geographic publicó en 2001 un artículo respecto de las investigaciones que la NASA está llevando a cabo sobre los beneficios de las vibraciones del ronroneo en la fisiología de los astronautas cuando no existe gravedad.

Mejora de densidad ósea en astronautas por el ronroneo de gato (imagen)

También se ha visto que las vibraciones a la misma frecuencia que el ronroneo felino podrían mejorar la respuesta al dolor y la cicatrización de tendones y músculos.

¿Pero cómo esta capacidad de cicatrización ha dado ventaja evolutiva a los felinos? En estado salvaje, los felinos son relativamente sedentarios. Pasan la mayor parte de las horas del día dormitando, reduciendo a cortos períodos el tiempo de caza. En esta situación, sería una ventaja para ellos tener un sistema de cicatrización que funcionase mientras descansan, permitiéndoles la cura de posibles lesiones y el mantenimiento de la densidad ósea que tras largos períodos de reposo podría verse afectada. Es esta capacidad de cura lo que ha permitido que una característica como el ronroneo haya persistido hasta nuestros días.

¿Alguna vez habías pensado que el ronroneo de tu gato tiene propiedades curativas?

www.theyellowpet.es

¿Interesante? Si te ha gustado, ayúdanos. Comparte.

2 pensamientos en “El ronroneo de los gatos y los astronautas

  1. Paul

    cada vez que leo una de sus publicaciones aprendo mas cosas sobre las mascotas que tenemos en el hogar. yo no crio gatos pero mi hermano si y a veces me da envidia porque no se enferman demasiado solo en su vejez mientras que los canes necesitan un cuidado especial durante toda su vida pero vale la pena por el cariño y la lealtad que nos devuelven.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *