El síndrome Hs-Ha: Hipersensibilidad – Hiperactividad en los perros

Fuente: "Los landes.com"

Fuente: “Los landes.com”

Dos de cada tres perros abandonados sufren el síndrome Hs – Ha, similar a la hipersensibilidad y la hiperactividad infantil (déficit de atención e hiperactividad).

¿Cómo y cuándo detectar el síndrome Hs-Ha?

El perro Hs-Ha está excitado constantemente, desde pequeño. Es un perro turbulento, incontrolable, infatigable… El perro Hs-Ha es hipersensible, es decir, reacciona al mínimo estímulo: un ruido emitido por un coche, una puerta que se cierra, una mosca que pasa… no puede concentrarse y es imposible adiestrarlo.

El perro Hs-Ha se obsesiona con las cosas: normalmente, con la comida o con el juego. Algunos pueden jugar horas y horas sin cansarse jamás, son inagotables, y otros pueden ladrar por nada y a menudo durante un largo tiempo.  Un perro que sufre este síndrome Hs-Ha no se controla: a veces jugando puede morder un poco, como el resto de perros, pero hace daño, no se auto-controla. Normalmente los cachorros de 2 meses que no sufren este síndrome  controlan la fuerza de sus mordiscos: si nos mordisquea y gritamos, el cachorro para inmediatamente.

Un perro con este problema de hiperactividad y de hipersensibilidad puede sufrir mareos, atrapar moscas imaginarias… A menudo, el perro Hs-Ha destruye lo que le rodea (muebles, puertas, paredes, etc…). También puede ser un perro sucio, pues el aprendizaje de hacer sus cosas no está correctamente implantado en sus costumbres entonces… a la edad adulta, se convierte en un perro sucio, que hace sus necesidades donde sea.

En los casos más avanzados, los perros Hs-Ha comen muchísimo, se abalanzan sobre la comida, sobre cualquier comida y duermen muy poco (menos de 8 horas para un adulto).

Origen del síndrome Hs-Ha

Durante algún momento de su desarrollo (en las 8 primeras semanas de vida), el cachorro ha sido separado prematuramente de su madre. Los perritos Hs-Ha están a falta de estar con sus madres, no han podido aprender de ellas cuestiones como el auto-control, por ejemplo. La madre del cachorro es su educadora y la falta de educación repercute en la vida del cachorro… serán perros sin autocontrol, hipersensibles, etc.

¿Qué ocurre si no reaccionamos ante el síndrome?

Un perro que sufre el síndrome Hs-Ha no se va a curar solo, el tiempo no le curará solo; al revés, si no reaccionamos se puede agravar. Con la ansiedad, los riesgos de agresiones aumentan, destruyen las cosas en casa cuando no estás, puede ser un perro muy dominante y peligroso con los niños. En casos así, muchos dueños se separan de sus perros.

¿Qué podemos hacer? Un tratamiento es posible. Tienes que reaccionar antes de que sea tarde, es decir, antes de que pase una desgracia.

Se trata de una terapia de varios meses prescrita por un veterinario y, en paralelo, le recetará a tu perro medicamentos para ayudarle a que se calme. Cuidado, los medicamentos solos no funcionan, tienen que complementarse con la terapia.

Hay que re-educar a tu perro el auto-control, por ejemplo a través del juego: obligar a tu perro a soltar la pelota antes de ir a buscarla de nuevo y cosas por el estilo.

Lo que nunca hay que hacer

El perro Hs-Ha no controla sus mordiscos ni sus emociones, el adiestramiento mordiendo no es recomendable para nada porque puedes sufrir mordeduras muy graves.

Los juegos de tracción… prohibidísimos para los perros con síndrome Hs-Ha, no te va a dar su juguete, no lo va a soltar hasta que tu no lo sueltes, es una competición para tu perro y eso lo excitará aún más…

No tires la toalla y ten fe en tu perro: ya ves que hay cura para él. Ten paciencia y ánimo.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *