Solucionar problemas frecuentes de nuestras mascotas.

gato-comiendo-plantasVeamos cinco de los problemas más corrientes que nos podemos encontrar con nuestros animales de compañía:

1: Mi gato se come las plantas de casa:

– sus razones: ignoramos por qué exactamente hace esto pero puede ser o bien porque intenta hacerse vomitar para evacuar las bolas de pelo que ha tragado o porque busca un aporte extra de vitaminas.

– soluciones: podemos ofrecer a nuestro minino hierba especial para gatos. Si hemos comprobado que no tiene ningún problema de salud y persiste en su costumbre, podemos recurrir a algunos trucos que le mantengan alejado de nuestras plantas: podemos echar un repulsivo no tóxico en la tierra, como zumo de limón o pimienta negra molida, por ejemplo. También podemos poner piedras para cubrir la tierra y echar de vez en cuando aceite de menta.

2: Mi gato no se acerca a su arena:

– sus razones: quizás haya algo que no le gusta en la arena o alrededor. Hay que investigar qué puede ser hasta encontrar la solución.

– soluciones: los gatos tienen el olfato más desarrollado que nosotros y el ligero olor que nosotros percibimos se hace pesado para el gato. Es importante limpiar muy bien la arena y su caja cada día.

Quizá el gato se ha asustado por un ruido y ha asociado ese miedo con la arena como una experiencia desagradable. Colocaremos su cajita en otros sitios, para ver si mejora.

Quizás a nuestro minino no le guste la textura de la arena; lo mejor es cambiar de una arena aglomerante a una más fina.

Si tenemos más gatos en casa, quizá uno de los dos esté atemorizando al otro. Entonces, no es mala idea poner 2 cajas, para evitar peleas y cortar de raíz la lucha territorial.

Si observamos un cambio importante en nuestro gato (maullido excesivo, agresividad) o si el gato parece tener dificultades para orinar, debemos consultar inmediatamente con el veterinario.

3: Mi periquito canta al alba:

– sus razones:  todos los pájaros tienen la costumbre de recibir al sol por las mañana, no sólo los gallos. Con su canto, señalan su presencia, delimitan su territorio y pretenden intimidar a posibles adversarios.

– soluciones: por la noche, podemos cubrir con un trapo opaco la jaula de nuestro periquito; no sólo bloqueará la luz del día sino también el ruido que podría interrumpir su sueño; así tenemos el control de la hora. Los veterinarios recomiendan colocar el trapo a la misma hora: le aporta seguridad.

4: Mi hámster no me deja dormir:

– sus razones: es un roedor nocturno. Duerme de día y vive de noche.

– soluciones: es imposible cambiar al hámster. Es nocturno y es capaz de correr en su rueda una distancia de hasta 8 km. Si sus ocupaciones nos molestan, lo único que podemos hacer es colocar su jaula lo más lejos posible de nuestro dormitorio. Si nuestros horarios y modos de vida no son compatibles con el modo de vida de un animal nocturno, ha llegado el momento de cambiar de animal de compañía.

5: Mi perro no soporta los transportes:

– sus razones: Los perros, como los humanos, pueden sufrir mareos en el coche o en otros medios de transporte. Si nuestro perrito tiene una expresión de agobio, está agitado y saliva mucho indica que el vómito es inminente. Es un problema frecuente en los cachorros.

– soluciones: antes de viajar, le daremos agua a nuestro perrito, crearemos una corriente de aire en el coche y planificaremos paradas frecuentes.

Preparamos progresivamente a nuestro perro para el viaje. El primer día, le subo al coche algunos minutos sin arrancarlo, al día siguiente damos un paseo corto (damos la vuelta a la manzana) y al día siguiente… una vuelta más larga.

Si el problema persiste, es aconsejable consultarlo con un veterinario.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *